Si tiene una empresa y ha oído hablar de la figura del Community Manager quizá se ha preguntado qué podría aportarle a su negocio, a continuación intentaremos enumerar que aportaciones positivas nos supone la contratación de alguien con este perfil.

En primer lugar hay una serie de consideraciones que debemos tener en cuenta. Un Community Manager debería ser una persona con excepcionales habilidades de comunicación. Esta persona tiene que proporcionar una voz humana a nuestros productos y a la marca. Si queremos que consigan un rendimiento efectivo es necesario dotarles una buena visión general de nuestra estrategia corporativa, por lo que deberían estar conectados a nuestro equipo a todos los niveles.

Una vez que esto está conseguido podemos hablar de los beneficios que esta figura nos aporta:

  • Humanizar la Compañía, dándonos la oportunidad de crear fuertes y duraderas relaciones con los cliente.
  • Mejorar nuestra imagen de marca al tener ese contacto real con cercano con los clientes  para:
    • Transmitirles de forma directa la información de los productos y la marca.
    • Dar solución online a los problemas que el cliente le comenta.
    • Colaborar de forma activa en la comercialización de nuestros productos y darnos después información importante para nuestra estrategia de maarketing.
  • Atención al cliente: dirigen de forma eficiente al cliente al departamento correspondiente que reciba ayuda lo más rápidamente posibl.
  • Mejora de los productos: el feedback de información que se establece con la empresa redunda en una mejor calidad y desarrollo de nuestros productos.
  • Interacción con lo ejecutivos, ya que representa de manera proactiva a los clientes y sus ideas en lo que respecta a las cuestiones relativas a las oportunidades de futuro y distintos puntos de vista

Como se puede ver la función abarca una serie de áreas de la empresa por lo que debe estar facultado para comunicar con todos los niveles de esta para que sea eficaz. Esto es imprescindible.