Google empezará a vender el próximo 15 de junio sus primeros portátiles, bautizados con el nombre “Chromebooks” y que contarán con el Sistema Operativo desarrollado por la compañía, Chrome OS. La característica más llamativa es que todo el software del equipo se encontrará almacenado en la nube haciendo que el encendido de los Chromebooks sea realmente rápido.

Es curioso que el lanzamiento de los portátiles se realizará solamente en EE.UU y seis países europeos, entre los que se encuentra España. Este dato choca con la política de otras marcas como Apple, que deja a nuestro país en un segundo o tercer grupo a la hora de sacar a la venta determinados productos, como ocurrió recientemente con la salida del iPad2.

La manera de administrar el software y aplicaciones de los Chromebooks será a través Chrome el navegador de Google y organizarlo en distintas pestañas.

La idea en sí me parece buena porque puede ayudar a aumentar la productividad, evitarnos cuelgues y otros problemas típicos de las aplicaciones instaladas en nuestros equipos, pero como todo tiene inconvenientes. La primera pega que le veo es la conectividad, ¿ qué ocurre cuando estás en un lugar de vacaciones en el que la cobertura de tu adsl portátil es limitada o nula, el equipo queda inutilizado?. Y que ancho de banda necesita para mover las aplicaciones desde internet, en determinados lugares, aunque parezca mentira la velocidad del adsl sigue en torno a 1 mega.

Los Chromebooks serán fabricados por Samsung (pantalla de 12,1 pulgadas y 8 horas de autonomía)y Acer (11,6 pulgadas y 6,5 horas de autonomía)

En España, podremos adquirir estos equipos a través de Pixmanía y ligado a Movistar (modelo 3G), el precio todavía está por ver si es equivalente a los 429 $ o 499 ¢ (modelo con 3G).