Cuando mezclamos empresa y redes sociales se entiende a estas últimas como una manera de crear imagen de marca o darnos a conocer, y es que está claro que es necesario dar visibilidad a nuestra empresa y con el masivo aumento de usuarios de redes sociales estamos ante un público que no podemos ignorar en nuestras estrategias de marketing.

Para el año 2015 se cree que más de un 60 % de los internautas usarán redes sociales duplicando el número de usuarios de 2009. Junto con Alemania, Italia y Francia, España es de los países en los que se observa una mayor crecimiento.

Claro el tema del alcance de nuestro mensaje en redes sociales, el otro punto fuerte de nuestra inversión en promoción, debe ser el trabajo de SEO. De hecho un 85% de las empresas que han participado en la encuesta realizada por Forrester afirman piensan llevar a cabo, ya sea de forma puntual o continuada planes de optimización de sus sites en los motores de búsqueda. En el mismo estudio se sugiere que las empresas ven el SEO como una estrategia efectiva para aumentar la visibilidad a un bajo coste, a pesar de que los resultados no son inmediatos. Más información aquí.

Por tanto podemos concluir que la pieza clave del marketing online encaja en un trabajo de promoción en redes sociales junto con un buen posicionamiento en buscadores.